Pólizas de seguro de «Daños Propios» para las distintas partes de tu embarcación

poliza-de-seguro-de-danos-propios-para-barcos-y-embarcaciones

Buenos días, Navegantes.

Hoy intentaremos explicar qué cobertura dan las pólizas de seguros de daños propios a las distintas partes de tu embarcación.

Como bien sabrás un barco se compone de multitud de elementos que por sí solos tienen una importancia trascendental. Una cola rota, un mástil partido supondrían un grave contratiempo para cualquier economía y tú debes saber cómo está asegurado cada uno de ellos, qué cobertura reciben. Lo mismo ocurre con las velas, la electrónica, la embarcación auxiliar, los toldos, etc.

De este modo debes plantearte esta pregunta:

¿Tu póliza de seguro de daños propios cubre todo ello por igual?

La respuesta es bien sencilla, dependerá de la póliza que contrates.

Debes saber que hay aseguradoras que a día de hoy siguen manteniendo en el mercado, y lo que es peor, la gente las contrata, pólizas con un diseño acorde al siglo diecinueve y con una respuesta acorde a esos tiempos.

En este caso, la respuesta sería un NO rotundo, no se cubre a todo por igual.

Como ejemplo, esta es una exclusión de la garantía de daños propios de una conocida aseguradora:

Quedan excluidos los daños y perjuicios ocurridos, directa o indirectamente, con ocasión de o sufridas por los siguientes hechos: los daños que se produzcan en las velas, fundas, mástiles, arboladuras, aparejos, jarcias, enseres y accesorios, a menos que sean ocasionados por hundimiento o naufragio, varada o embarrancada, choque o abordaje, incendio o explosión.

Como ves una cobertura bastante limitada. Sólo cubre en determinadas circunstancias, bien escasas a nuestro entender. Si yo fuera el dueño de un velero y tuviera una póliza contratada con esta compañía me pensaría muy mucho el continuar asegurado en ella.

Otro ejemplo es la cobertura de daños propios en la embarcación auxiliar.

Hay aseguradoras que solo cubren la responsabilidad civil del uso de dicha auxiliar y el robo, siempre y cuando esté fijada con un sistema antirrobo a la embarcación principal. Pero no le dan cobertura de daños al navegar. Está limitada.

AVISO A NAVEGANTES SOBRE EL SEGURO DE DAÑOS PROPIOS DE TU EMBARCACIÓN

Nuestro consejo es que no te andes con remilgos y contrata una póliza pensada para cumplir por aquello por lo que estás pagando, una póliza completa que dé soluciones a los riesgos que asumes en tu día a día como propietario de una embarcación.

Está en tu mano proteger tu patrimonio con una póliza de seguro adaptada a este siglo XXI que trate a tu embarcación, casco (aquí se incluye el mástil como una parte más), motor (intra o fuera borda), velas, y accesorios, así como a la embarcación auxiliar si la hubiera, como lo que es, un bloque, un conjunto de piezas que forman un elemento único al que se le da una respuesta unitaria en cuanto a coberturas y riesgos y no un puzzle guarecido en recovecos de cláusulas de sí o no.

La póliza PLUS de Murimar cubre por igual a todas esas partes con toda la pléyade de coberturas que forman la póliza y solo quedan limitadas – sí, el mundo de los seguros siempre tiene alguna cláusula limitativa – por las exclusiones generales habituales en todas las aseguradoras, las de este siglo y las del pasado.

Por ejemplo, en el caso de las velas la cobertura se centra en cubrir a aquellas que estén envergadas y no a las que están bajío cubierta, guardadas en un pañol (cubiertas solo a pérdida total subsiguiente a la del barco).

poliza-seguro-plus-barcos-y-veleros-de-murimar

Para finalizar otro consejo MUY IMPORTANTE: desglosa el contenido en póliza. Los aparatos de navegación, las velas, etc… deben estar debidamente registrados y anotados en póliza con su valor individualizado. La aseguradora no es una adivina y no puede saber qué elementos llevas a bordo. Tú único deber es el de comunicación. No dejes en manos de otros tu patrimonio.

En post venideros iremos ampliando esta información con otros elementos a tener en cuenta (toldos y fundas por ejemplo). La decisión a tus dudas está al alcance de un click.

Como decían “Les Luthiers”: “Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe”.

Pide un presupuesto y te asesoraremos de un modo particular con todas las dudas que puedas tener al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.